Coordinadora de la Escuela de Enfermeria

Coordinadora de la Escuela de Enfermeria
Lic. Ericka y Rosario

jueves, 16 de diciembre de 2010

RUPTURA PREMATURA DE MEMBRANAS

Es la ruptura de las membranas ovulares y generalmente ocurre durante la fase de dilatación cervical en el trabajo de parto pero en ocasiones se rompen prematuramente durante el embarazo antes de que se inicie el trabajo de parto.

Etiología:

La causa de la RPM se desconoce. En ocasiones es secundaria a múltiples factores tanto externos como internos.

Ø Factores externos:

·      Infecciones
·      Infestaciones
·      Traumatismos

Ø Factores internos:

·      Insuficiencia de la cérvix
·      Dilatación prematura de la cérvix
·      Distensión del segmento
·      Desproporción cefalopelvica
·      Presentaciones anormales

Ø Factores propios de las membranas:

·      Adelgazamiento
·      Poca elasticidad

Cuadro clínico:

El cuadro clínico se manifiesta por la aparición brusca y espontanea de líquido amniótico por los genitales, que sale en forma intermitente.
Durante la exploración de puede encontrar:

·      Vagina húmeda
·      Salida de líquido a través de la cérvix
·      Acumulación de líquido amniótico en fondo de saco posterior
·      Ausencia de contracciones uterinas dolorosas
·      Salida evidente del líquido por los genitales al presionar el fondo uterino, hacer esfuerzo la paciente o rechazar la presentación ligeramente.



Nota: Debemos recordar que el no demostrar la salida de LA por la vagina, no excluye la existencia de ruptura de membranas.


Diagnostico:

Cuando no es evidente la salida de liquido a través de la vagina, el diagnostico puede ofrecer graves dificultades; es por ello que se cuenta con métodos directos o indirectos para efectuarlo.

Ø Métodos indirectos:

Se basan en la detección de cambios del pH del contenido vaginal, ya que el líquido produce una reacción alcalina. Para conocer el pH vaginal se utiliza.

·           Papel de nitracina
·           Papel tornasol
·           Tiras reactivas múltiples

Ø Métodos directos:

Entre estos métodos tenemos:

·           Cristalización del liquido amniótico
·           Prueba de “la flama” o método de Lanneta
·           Citología vaginal
·           Prueba azul o de Nilo
·           Ecosonografia


Complicaciones:

La RPM puede condicionar las siguientes complicaciones:

·           Prematurez
·           Prolapso de cordón umbilical
·           Mayor frecuencia de presentación pélvica
·           Infección amniótica

De ellas la más grave sin duda es la infección amniótica. Para fines prácticos, la RPM de más de 6 horas se considera complicada con infección.

El riesgo de infección amniótica aumenta proporcionalmente de la ruptura. Actualmente se controla, en servicios especializados, con ultrasonido frecuente y amniocentesis para detectar la presencia de corioamnioitis.

Tratamiento:

El tratamiento de la RPM consiste en:

1.   Modificar el periodo de latencia por:

a)    Inductoconduccion del trabajo de parto en casos de presentación cefálica con cérvix favorable.
b)    Operación cesarea en casos de presentaciones anormales o ondiciones cervicales desfavorables.

El tratamiento anterior activo se emplea también en casos de productos prematuros, ya que el riesgo de infección intrauterina es muy elevado
El manejo conservador no garantiza lograr un aumento ponderal significativo en el producto.

2.  Tomar las siguientes medidas preventivas:

a)    Limitar al máximo los tactos vaginales.
b)    Emplear antibióticos si el parto no ocurre antes de las primeras 6 horas, para disminuir la morbilidad posparto por infección.
c)    Administrar corticosteroides a la madre en embarazos menores a 32 semanas, para favorecer la madurez pulmonar del producto.
d)    Administrar antibióticos al recién nacido y  a la madre durante el puerperio inmediato.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada