Coordinadora de la Escuela de Enfermeria

Coordinadora de la Escuela de Enfermeria
Lic. Ericka y Rosario

jueves, 16 de diciembre de 2010

VISITA DOMICILIARIA

VISITA DOMICILIARIA

Es una consulta de enfermería realizada en el domicilio del paciente. Además de recoger todos los datos descritos para una consulta de enfermería, se debe hacer una valoración sobre el tipo de vivienda, recursos, persona cuidadora, accesibilidad, etc.
La visita domiciliaria puede ser a demanda de la población (visita a demanda) con el fin de solucionar un problema puntual, o programada por el profesional de enfermería para realizar todas las actividades de enfermería de los programas de salud puestos en marcha en el Centro de Salud.
La atención domiciliaria es personalizada y aplicada en especial a pacientes inmovilizados, terminales y en tratamientos que requieran especial supervisión.
De acuerdo a Roca y Úbeda, la visita domiciliaria es el conjunto de actividades de carácter social y sanitario que se presta en el domicilio a las personas. Esta atención permite detectar, valorar, apoyar y controlar los problemas de salud del individuo y la familia, potenciando la autonomía y mejorando la calidad de vida de las personas.
Esta definición abarca múltiples aspectos que van más allá de la atención de personas enfermas, puesto que engloba tanto la salud como la enfermedad durante todo el ciclo vital del individuo, por lo que la visita domiciliaria constituye el instrumento ideal para conocer este medio en el que vive la familia, y que influyen en la salud de quienes habitan en la vivienda, ya que es en el domicilio, el lugar donde el hombre se alimenta, descansa, ocupa el tiempo de ocio y se relaciona con su núcleo primario.

Según Salazar dependiendo de la perspectiva de estudio y del objetivo que se proponga, la visita domiciliaria puede definirse como:
Una actividad: que sería el conjunto de actividades que se desarrollan en el domicilio del grupo familiar a través de un conjunto de tareas específicas, convirtiéndola en un medio de enlace entre la familia y el sistema de salud.
Una técnica: porque aplica conocimientos científico-técnicos para producir cambios referidos a la autoresponsabilidad y autodeterminación del cuidado de la salud de los individuos, familias y comunidades.
Un programa: porque constituye una herramienta a ser ejecutada con base a objetivos, actividades y recursos específicos, considerando aspectos administrativos para su puesta en práctica.
    En este sentido, la organización, coordinación, supervisión y evaluación son elementos fundamentales a ser tomados en cuenta.
Un servicio: porque se trata de la asistencia ofrecida al grupo familiar con el objeto de contribuir a la satisfacción de sus necesidades y problemas de salud.

VISITA DOMICILIARIA INTEGRAL
La visita domiciliaria ha sido a través de los años el medio principal para que el equipo de salud interactúe con la familia. El hogar sigue siendo un ambiente deseable para trabajar con la familia, ya que ofrece la oportunidad de observar las interacciones familiares, los patrones de adaptación y los estilos de vida. Las familias aparecen en su aspecto más natural dentro de su territorio familiar.
La visita domiciliaria integral ha sido definida por el Ministerio de Salud “como la relación que se establece en el lugar de residencia de la familia, entre uno o más miembros del equipo de salud, con uno o más integrantes de la familia, generada por el problema de salud de uno de sus miembros (caso índice), por la necesidad de establecer un conocimiento más profundo con la familia a su ingreso o por solicitud de algunos de sus integrantes. Se caracteriza por abordar además del motivo inicial, otros temas de salud de interés para la familia y por formular de común acuerdo con la familia un plan de trabajo (ya sea preventivo/promocional o de tratamiento)”.
La visita domiciliaria no es una actividad única, concreta y aislada, forma parte de un proceso de atención en el domicilio, que puede darse tanto al principio, como en la continuación o al final.
Esta característica es importante de considerar, ya que la valoración de la situación se puede ir ampliando a lo largo de las visitas, y la planificación de objetivos y actividades se adecuará a los diferentes cambios que se vayan produciendo. La evaluación debe ser constante a través de todo el proceso.
La visita domiciliaria integral se realiza cuando no es posible pesquisar las variables familiares que interfieren en un buen manejo del problema y sólo se logra visitando a la familia.

OBJETIVOS:
Del equipo de salud: proporcionar atención de salud mediante actividades como:
- Promoción
- Protección
- Fomento
- Rehabilitación
• Del Profesional de Enfermería
- Conocer el medio donde se desarrolla la vida familiar, (datos del entorno).
- Determinar roles habituales del paciente dentro del sistema familiar.
- Seguimiento del estado de pacientes crónicos (médico, tto, etc,.).
- Promoción de hábitos saludables y prevención de enfermedades y      accidentes.
- Determinar áreas de insatisfacción y/o conflicto.
- Instruir en el autocuidado de la enfermedad.
- Valorar grado de cumplimiento de las indicaciones dadas por el equipo de          salud.
- Identificar mecanismos de enfrentamiento frente a situaciones de crisis o      disfunción familiar.
- Valorar la reacción emocional de la familia frente a la enfermedad del paciente.
- Realizar rescate a pacientes inasistentes o con dificultades para concurrir al centro de salud.




VENTAJAS Y DESVENTAJAS:
Salazar, considera algunas ventajas y desventajas de la visita domiciliaria, entre las cuales se mencionan:

1. Ventajas:
• Su práctica permite generar mayor confianza y seguridad en el individuo y su grupo familiar frente a la oferta de servicio.
• Permite una participación más amplia, sincera y real en el programa de salud familiar, dado que ésta se lleva a cabo en su propio medio.
• Se logra una relación interpersonal sincera, real y activa entre el equipo y el grupo familiar.
• Facilita el desarrollo de las acciones propuestas y el cumplimiento de los objetivos propuestos.
• La familia accede con menos resistencia y con mayor flexibilidad al cumplimiento con los compromisos contraídos con el equipo de salud.
• Permite constatar y verificar la información obtenida por otros medios acerca de las condiciones de salud de la familia.
• Permite identificar los problemas y necesidades evidénciales y ocultos y la disponibilidad real de recursos y su manejo.
• Facilita la vigilancia y el seguimiento de la evolución de los logros alcanzados.
• Se obtiene una visión global de la familia y de su comportamiento real frente a los problemas generales y de salud específicamente.
• Permite el desarrollo de las actividades de educación para la salud dirigida a la toma de conciencia y a procurar un cambio en el comportamiento.
• Posibilita el desarrollo de la investigación operativa.
·   Permite ampliar la cobertura de práctica del programa salud familiar.
2. Desventajas:

·    Desventajas como tal no presenta la visita domiciliaria, pero pueden surgir o derivar de una falta de organización y programación por parte del servicio de salud y del equipo de visita, lo que puede resultar ser inoportuna y causar rechazo en el grupo familiar.

Esto hace necesario que la visita domiciliaria deba estar justificada y con los objetivos bien precisos, para evitar contratiempos y pérdida de credibilidad del servicio asistencial, así como del equipo de salu

CRITERIOS PARA LA ADSCRIPCIÓN DE LA FAMILIA AL PROGRAMA DE SALUD FAMILIAR Y CRITERIOS PARA LA SELECCIÓN DE LA FAMILIA PARA LA VISITA DOMICILIARIA.
Según Salazar, los siguientes son los criterios para adscribir a una familia al programa de salud familiar, así como los que prevalecen para la visita domiciliaria. En este sentido cabe recalcar que son prácticamente los mismos, pero hay que considerar el hecho de la organización y principios que se generan en cada una de las actividades.
Los criterios de selección para la visita domiciliaria, deben establecerse con base a los criterios de adscripción de la familia al programa de salud familiar.

1. Criterios para la adscripción
• Criterio socioeconómico: se le confiere prioridad a los grupos familiares clasificados dentro de los estratos de mayor pobreza y pobreza extrema.
• Criterio epidemiológico: se clasifica a la familia con base a los riesgos de salud, considerando aspectos del ciclo de vida familiar, factores endémicos y epidémicos de las enfermedades infectocontagiosas, factores de incapacidad e invalidez, enfermedades ocupacionales, necesidades de atención del enfermo terminal y seguimiento en el hogar de pacientes que no requieren hospitalización.
• Criterio demográfico: se considera a los distintos grupos poblacionales. Los menores de 5 años son los más vulnerables, y entre este grupo, los menores de 1 año, siendo aún más susceptibles a enfermar los menores de 1 mes.
• Criterio administrativo: está relacionado con los recursos disponibles (técnicos, humanos, materiales y financieros), que redunda en todo caso, con el aumento de la cobertura según la demanda real del servicio de salud, con base a las necesidades y riesgos del grupo familiar.

2. Criterios de selección.
En este sentido, el criterio epidemiológico es el que prevalece por encima de los restantes para la selección de la familia para la visita domiciliaria.

Criterio epidemiológico: para la visita domiciliaria se considera la magnitud del daño en cuanto a la morbilidad, mortalidad e incapacidad o invalidez; el riesgo de exposición del individuo; la vulnerabilidad y el grado de dependencia o capacidad para enfrentar o resolver las necesidades de salud.
  Criterio socioeconómico: se considera igualmente, los estratos socioeconómicos a través del Método Graffar Modificado, como herramienta que mide la calidad de vida y bienestar de la población.
• Criterio demográfico: está relacionado con la estabilidad del domicilio de las familias, es decir, aquellas que hayan permanecido entre tres y cinco años en un mismo sector. Acá se consideran la distribución de la familia en un área determinada, la accesibilidad geográfica, el desplazamiento y la distancia que media entre la vivienda y el servicio de salud, además de la estructura etárea y la razón de masculinidad entre otros.
Criterio administrativo: tomo en cuenta la disponibilidad de recursos con que cuentan las visitas domiciliarias: personal, transporte, recursos de la comunidad y los propios del hogar, además de los servicios de apoyo a la visita.
Según la OMS (1981), existen algunos criterios mínimos acerca de las situaciones que requieren de forma prioritaria atención domiciliaria, con el objeto de proporcionar información, educación y apoyo al individuo (sano o enfermo) y a su familia. Entre éstos criterios se encuentran:
1.    Familias con adultos mayores de 80 años.

2. Personas que viven solas o sin familias.
3. Personas que no pueden desplazarse al centro de salud.
4. Familias con enfermos graves o inválidos.
5. Personas con alta hospitalaria reciente.
  6. Personas con medicación vital.
Igualmente la OMS, establece algunos objetivos claves con base a éstos criterios, que todo programa de atención domiciliaria debe cumplir, entre ellos está:
1. La proporción de la atención a la población que no pueda desplazarse al centro de salud.
2. La proporción de la información, educación y apoyo al enfermo y su familia.
3. Facilitar la prevención primaria, secundaria y terciaria.
4. Evitar ingresos innecesarios.
5. Unificar la calidad de atención de todos los profesionales implicados: protocolos de actuación, sesiones clínicas control del dolor, prevención de úlceras, etc.
6. Promover la coordinación entre la oferta de servicios sanitarios y sociales.

Así mismo, para garantizar el desarrollo del programa, se requiere de:
1. La participación de todos los miembros del equipo de salud.
2. La valoración integral del enfermo y su familia.
3. La coordinación con los demás recursos sanitarios y sociales.
4. La participación comunitaria, desde la propia familia hasta las diversas asociaciones que existan.

Según la OMS, las actividades que se lleven a cabo van a depender del grado de dependencia del enfermo, de la patología que presente, de las características de la familia que le cuida y de los recursos con que ésta cuenta.



ETAPAS DE LA VISITA DOMICILIARIA INTEGRAL
a)    Preparación de la visita:
Se pueden escoger dos métodos para preparar una visita.
El primero de ellos consiste en el conocimiento y asimilación completos de todos los datos disponibles antes de hacer la visita inicial, y el segundo método pospone la reunión de datos hasta después de haber tenido un contacto directo inicial. Si la persona es usuaria del servicio, se consultará la historia clínica en detalle, sus condiciones culturales, religiosas, y sociales. Se conversará además con profesionales que hayan atendido a la familia, lo que permite formarse una imagen mental de a situación para la que se está preparando. El segundo método consiste en una breve hojeada a la ficha familiar para conocer el grupo familiar y la razón por la que debe visitar a la familia. La valoración la hace en la primera visita y después completa la información con datos aportados por otros profesionales. El método a elegir depende de cada profesional.
Se debe concertar el día y la hora en que se va a realizar la visita. El concertar la entrevista por anticipado permite que la familia se prepare psicológicamente; además de que el profesional va a tener la certeza de encontrar a alguien cuando vaya a visitarla.

b)   Presentación en el domicilio:
Es fundamental identificarse, decir a qué institución pertenece y cuál es el motivo de la visita, especialmente si por primera va al domicilio, ya que de ello depende el éxito de las intervenciones posteriores.
La introducción o fase social de la entrevista varía de acuerdo con la situación, pero si el profesional demuestra interés y cordialidad, ello ayudará a establecer  una buena interacción.

c)    Valoración:
Es muy difícil realizar una valoración completa en la primera visita. Ella se va completando en visitas sucesivas, a medida que se van afianzando las relaciones interpersonales. Hay que recordar que éstas se pueden alargar por mucho tiempo.
En esta etapa la información a recabar incluye datos sobre la persona a la que se le presta atención, sobre el cuidador, grupo familiar, condiciones del domicilio y entorno próximo. La valoración se hace sobre la base de una guía de valoración diseñada por los equipos de salud.

d)   Guía de valoración:
Individual
- De la persona dependiente se valorarán las capacidades y limitaciones para la satisfacción de sus necesidades. Asimismo se deben usar los diferentes
 instrumentos de valoración individual recomendados por el MINSA o los diseñados localmente (evaluación nutricional, del desarrollo psicomotor; autonomía funcional e instrumental etc.)
- Del cuidador se valorará qué actividades realiza para ayudar a la persona a  cuidar y cómo dicho cuidado afecta a la satisfacción de las necesidades de éste.
- Del entorno se valorará en qué medida las condiciones de éste ayudan o dificultan la satisfacción de las personas que viven allí.
Familiar
- De la familia se valorará estructura y dinámica familiar; tipo de familia y etapa del  ciclo vital familiar
- Tareas básicas de la familia, según etapa familiar Para finalizar la etapa de valoración la familia, junto al profesional deben ver cuáles son los problemas que se consideran más importantes y que se deben abordar en primer lugar.

Planificación de la atención:
En esta etapa se deben tener en cuenta tres aspectos fundamentales:
- Establecer los objetivos que hay que alcanzar a corto, mediano y largo plazo. Éstos deben ser realistas, pertinentes, mensurables y observables, e irán dirigidos a mejorar la calidad de vida tanto de la persona enferma como del cuidador y de la familia.
- Establecer acuerdos o pactos con la familia. Deben acordar en conjunto los
objetivos que se quieren lograr, qué actividades deben realizar los miembros del equipo, y qué actividades realizarán el cuidador y los otros miembros de la familia, así como la frecuencia de las visitas del profesional. Importante fortalecer el papel de la familia en el cuidado de su propia salud y la del enfermo. Estos contratos incluso pueden renegociarse cada semana, si es necesario. A menudo si no se cumple con este aspecto a la familia no le queda claro cuál es la razón de las visitas.
- Identificar y movilizar los recursos disponibles para poder alcanzar los objetivos, ya que de la existencia de dichos recursos y de su buena utilización dependerá en gran medida el éxito de las intervenciones. Los recursos se refieren a: la propia familia, el equipo de salud, las ayudas materiales y técnicas y los recursos comunitarios.

e)    Ejecución de la atención:
Existen dos tipos de atención en domicilio:
- La atención directa, dirigida a las personas que la necesitan: enfermos, grupo
familiar, cuidador.
- La atención indirecta, que son aquellas que repercuten en la mejora de la calidad de vida de las personas atendidas en domicilio, y que están relacionadas con la utilización y movilización de recursos externos al grupo familiar: otros miembros del equipo, red social etc.

f)     Evaluación de la visita:
Como la atención en el domicilio es continuada, en cada visita se evalúan los resultados alcanzados en la visita anterior. No cabe esperar cambios rápidos, por lo que cualquier esfuerzo por pequeño que sea debe ser valorado. Por esto la importancia de planificar a corto, mediano y largo plazo.
La evaluación de los resultados alcanzados sirve para continuar o modificar la
Planificación de la atención, detectar las dificultades y planificar otros nuevos.

g)   Registro de la visita:
Una vez realizada la visita, ésta se debe registrar. Es importante que exista una documentación clínica en el domicilio, para el uso del equipo y familia, en dónde quede constancia de los datos que le pueden interesar a ambos: sintomatología, cambios observados, atención proporcionada y medicación prescrita y administrada, fecha de a próxima visita, etc.
En cada centro de salud debe existir otra documentación para uso de los profesionales.  Cabe recordar que la información mínima que debe constar en dicha documentación es la siguiente:
- Fecha de la visita
- Motivo de la visita
- Datos sobre el individuo, familia, cuidador y entorno obtenidos a través de la
exploración, observación y la entrevista
- Diagnóstico de la situación
- Planificación de objetivos y actividades
- Atención proporcionada
- Fecha de la próxima visita
- Nombre y firma del profesional.

INSTRUMENTOS PARA EL DESARROLLO DE LA VISITA DOMICILIARIA:
Para asegurar la calidad en el cumplimiento de la visita domiciliaria, es importante que exista una documentación clínica, para uso del equipo y familia, donde se constate todos aquellos datos que interesan a ambos, y permitan constituirse en instrumentos técnico, científicos para facilitar y hacer posible la medición y la comparabilidad de las actividades que se cumplen en el nivel operativo.

Entre estos instrumentos tenemos:

1. La Carpeta familiar
La Carpeta familiar, es un instrumento que permite conocer las características sociodemográficas, económicas, educativas y epidemiológicas del grupo familiar, así como del resto de la población de la comunidad. Es útil para la planificación, programación y evaluación del proceso asistencial y docente a través de la participación comunitaria y del equipo de salud.
Los objetivos del censo son recoger, de las fuentes primarias, información adecuada sobre las características de la población, vivienda y ambiente del sector, y estimular la participación activa de la comunidad conjuntamente con el equipo de salud desde las etapas iníciales del proceso.
Es importante que la que la población esté sectorizada, así como debe existir una cartografía de la zona para facilitar la recogida de la información. En este sentido, la participación activa de la comunidad es esencial, por lo que éstos deben estar de alguna forma capacitados.

2. Familigrama
El familigrama, es una representación gráfica de la estructura familiar. La estructura de la familia no es un fenómeno estático, sino un proceso dinámico que cambia continuamente con relación a las etapas del ciclo de vida familiar y los acontecimientos vitales que ocurren en el seno familiar.
Es de gran importancia porque permite estudiar los antecedentes familiares, clínicos, patológicos, biológicos y sociales que pudieran originar problemas en algún miembro de la familia, así como permite obtener información de sus miembros a lo largo de varias generaciones.
El familigrama como representación gráfica, requiere de una simbología que esquematice en forma general la estructura y dinámica de sus integrantes, de  manera que permita conocer la situación de cada uno de ellos. En este sentido, las figuras y líneas representan personas y sus relaciones.
El familigrama ayuda a organizar la información de la familia, las características de sus miembros, entender los patrones multigeneracionales del sistema familiar, conocer las relaciones existentes entre cada uno de los miembros y recoger datos que orientan a los miembros del equipo de salud, sobre la conducta a seguir con relación a cada uno de los miembros que componen el sistema, influir en la modificación de la dinámica y en la solución de la problemática.
Con una mirada rápida al familigrama, se puede estimar la composición de la familia y determinar si es una familia nuclear, extensa o extensa compuesta; el número y la edad de cada uno de los miembros, tanto de los integrantes como de los que han fallecido; sus interrelaciones (separaciones, lazos afectivos, de conflictividad, rechazos, etc.), así como las situaciones de enfermedad.
La base del familigrama se sustenta en el estudio de la genealogía, la cual utilizando el geneograma, registra símbolos convencionales que se interpretan como equivalentes de ascendientes, descendientes, línea de consanguíneos y líneas entre cónyuges. El familiograma también es conocido como Genograma, Familiograma, Pedigree o árbol familiar.
Para la elaboración del familigrama se requiere de varias entrevistas, obteniéndose la información inicial del primer miembro de la familia que es  atendido, bien sea en la consulta del centro asistencial o en el hogar durante la visita domiciliaria.

El familigrama consta de varias partes:
• Cara anterior del instrumento: está relacionada con la identificación institucional (nombre del establecimiento, sector, consultorio, fecha, numero de Carpeta Familiar, numero de Historia Clínica, código, apellidos y nombre de la familia y responsable), y con el diagrama.
El diagrama, que es la información representada en símbolos, incluye tres o más generaciones y los nombres de los integrantes, la edad o fecha de nacimiento de los miembros de la familia, los problemas de la familia y la demarcación de los miembros que viven bajo el mismo techo.
Los símbolos se unen de acuerdo al estado civil y tipo de unión que presentan, por ejemplo:
- Matrimonio ___________________
  - Concubinato.......................................
- Unión libre.......................................
                                     - Divorcio - - - - - - - - - - - - - - - - -
- Separación _________ /_________

Las generaciones están representadas en tres secciones. La primera corresponde a la generación de los abuelos, la segunda a la de los padres y la tercera a la de los hijos. Los datos de la primera generación corresponden a los abuelos paternos y maternos de la familia en estudio.
Las generaciones deben señalarse mediante el uso de números romanos y cada una de ellas ocupa una sola línea horizontal, por ejemplo:







Las líneas descendentes son las líneas familiares. La línea paterna se registra en el lado izquierdo del formato y la línea materna se registra en el lado derecho, por ejemplo:
 








La disposición por edad y género se inician con la primera generación.
El símbolo del hombre es cuadrado y va siempre a la izquierda, y el de la mujer es un círculo y va a la derecha. De la línea de unión debe salir una línea  perpendicular, la cual da inicio a la generación de los hijos, y se representa de mayor a menor y de izquierda a derecha.
 






Cara posterior del instrumento: esta relacionada con la narración del familigrama y su interpretación que hace el médico y/o la enfermera o enfermero del equipo acerca del sistema familiar en estudio.
La narración es la información detallada de las relaciones y posiciones de los miembros de la familia, es decir, datos importantes difíciles de explicar con los símbolos. Acá debe incluirse:
-  Comunicación entre sus miembros (horizontal, diagonal o vertical).
-  Movimientos de la familia de un pueblo a otro. (emigraciones, migraciones o   
   inmigraciones)
-  Eventos catastróficos (separaciones, uniones repetidas y muerte)
-  Asuntos conflictivos, hijos de otros matrimonios, aporte de dinero.
-  Afiliación religiosa, cultural, social y étnica de la familia.

La interpretación tiene que ver con:
-  Reglas y patrones de interacción con la familia.
-  Patrones de transmisión multigeneracional.
-  Principios de opresión en momentos de estrés.
-  Asuntos conflictivos.
-  Relevancia de la familia extendida.
-  Influencia de algún miembro de la familia sobre otro u otros.
-  Miembros del grupo familiar que viven con otras familias o independientes
   de ellos y que aún influyen en la toma de decisiones.
-  Sobreprotección de los padres hacia los hijos o hacia algún miembro de la
   familia.
3. APCAR familiar
El APCAR familiar, es un instrumento que permite evaluar y estimar de forma rápida la funcionalidad familiar. Su utilidad estriba en que cada una de las preguntas explora las áreas de importancia de la vida psicofamiliar del paciente o miembro de la familia.
El instrumento consta de dos partes:
Parte I: mide la funcionalidad y solidaridad de la familia, así como la satisfacción de los diferentes miembros con cada uno de los componentes de la función familiar (Adaptación, Participación, Crecimiento, Afecto y Resolución).

Cada uno de estos componentes mide:
ü  Adaptación: la capacidad de utilizar los recursos en procura  del bien común y la ayuda mutua y/o utilización de los mismos para  resolver los problemas cuando el equilibrio de la familia se ve amenazado.
ü  Participación o compañerismo: la distribución de responsabilidades entre los miembros de la familia, compartiendo solidariamente los problemas y la toma de decisiones.
ü  Crecimiento: el logro de la madurez emocional y física y de la autorrealización de los miembros de la familia a través del apoyo mutuo.
ü  Afecto: la realización del cuidado y amor que existe entre los miembros de la familia.
ü  Resolución: la capacidad de resolver los problemas del grupo familiar, compartiendo el tiempo, espacio y dinero entre los integrantes de la familia.

Cada uno de los componentes del APCAR familiar se relaciona con una pregunta y tres posibles respuestas: casi siempre (2 puntos), algunas veces
(1 punto) y casi nunca (0 puntos). Las preguntas son:
·         ¿Estoy satisfecho con la ayuda que recibo de mi familia cuando algo
me preocupa?
·         ¿Estoy satisfecho con la forma en que mi familia discute asuntos del
·         interés común, y comparte la solución del problema conmigo?
·         ¿Mi familia acepta mis deseos para promover nuevas actividades o
·         hacer cambios en mi estilo de vida?
·         ¿Estoy satisfecho con la forma en que mi familia expresa afecto y
·         responde a mis sentimientos de ira, amor y tristeza?
·         ¿Estoy satisfecho con la cantidad de tiempo que mi familia y yo compartimos juntos?
Una vez obtenido el puntaje total se procede a la calificación correspondiente y sugiere:
-       De 7 a 10 puntos = Familia funcional.
-       De 4 a 6 puntos = Disfuncionalidad moderada.
-       De 0 a 3 puntos = Disfuncionalidad severa.

Parte II: sirve para identificar a las diferentes personas, con su edad y sexo, que viven con el paciente, sean o no de su familia, así como, si sus interrelaciones son buenas, regulares o malas. Permite además, conocer la o las personas que puedan, en determinados casos, colaborar con él en la resolución de la problemática de salud del paciente. Por otro lado, mide el tamaño y la composición de las relaciones sociales y las características de esas relaciones.
El conocimiento de éstas relaciones, con cada una de las personas que viven allí, pueden ayudar a la solución de problemas familiares, y ofrece además, información de la relación del miembro encuestado con los otros individuos  del grupo familiar, amigos o compañeros de trabajo. El APCAR familiar en la parte II, se califica como: Bien, Regular o Mal.

FUNCIONES DE ENFERMERÍA:
Podemos clasificarlas en:
1.- Función de atención directa o asistencial: incluye acciones de promoción,  
      prevención, cuidado y recuperación, rehabilitación y educación para la salud.
2.- Función formativa o docente: colaborando en la enseñanza teórica y práctica de
      los programas de salud tanto para enfermería como para otras profesiones 
      sanitarias, en los aspectos de su competencia y en la formación continuada.
3.- Función investigadora: realizar y/o participar en estudios sobre las necesidades   
       y problemas de salud de la comunidad para contribuir a su solución.
4.- Función administrativa: realizar tareas de administración propias, referidas a la
gestión y a la prestación de cuidados, elaborar informes sobre las actividades
realizadas, etc.

Todas estas funciones se llevan a cabo en las distintas modalidades de atención de enfermería:
- Consulta de enfermería, en la que presta atención individualizada o familiar,        
  fundamentalmente por enfermedades crónicas y materno-infantiles, pero también  
  de consejo y detección temprana de enfermedades.

- Visita domiciliaria, mediante la que se proporcionan cuidados en el domicilio,
   englobando actividades curativas, preventivas, rehabilitadoras y de enlace con
   otros servicios sociales y sanitarios.

- Trabajo en la comunidad, prestando atención a grupos de población, centrada en
   la promoción de la salud y educación sanitaria, vigilancia del medio y         participación comunitaria.

 - Servicios comunes, que incluyen la administración de inyectables y curas,  métodos diagnósticos o toma de muestras, tanto en el centro como en el domicilio.




1 comentario: